sábado, 26 de noviembre de 2016

Reseña de "Generación Cero" de Agustina Caride

Título: Generación Cero (Última generación #2)
Autor/a: Agustina Caride
N° de páginas: 304
ISBN: 978-987-627-673-3
Editorial: Ediciones B (bajo el sello "B de Blok")
Sinopsis: Ya llegó el esperado final de esta distopía inolvidable: Una generación asesinada, un padre que necesita redimirse y un hijo dispuesto a encarnar su destino hasta las últimas consecuencias.
Desde que nacen, La Central les implanta un microchip -el lex- en el dedo pulgar. Todos los ciudadanos están obligados a llevarlo. Es su código de identidad, un número para el sistema, una forma perfecta de control. ¿Quién podrá escapar del ojo de La Central?
León, Kira, Milo, Rebeca y Renata lo han hecho. Ellos son “resis­tencia”, no llevan lex. Han puesto en jaque al sistema y ahora hu­yen por caminos laterales, evitando helicámaras y controles, en un intento desesperado por no ser detectados y llegar al Tánda­nor. Allí se encuentra Videla Balaguer, el padre de las gemelas y fundador de El clandestino, el diario de la resistencia.
Pero cuando la ayuda no aparezca por donde la esperan, el ham­bre aceche, los celos se interpongan y las traiciones estén a la vuelta de la esquina; ellos deberán decidir si es cierto que la li­bertad de una sociedad adormecida vale más que la propia vida.
¡Muchísimas gracias a Ediciones B Argentina por el ejemplar!
Reseña de Última generación (Última generación #1)

OPINIÓN PERSONAL
(sin spoilers)

Comenzaré diciendo que me gustan mucho las distopías y, por el momento, no me he cansado de ellas. Por ende, sentí que debía darle una oportunidad a esta bilogía cuando la vi por primera vez... así que eso hice. Para ponerlos al tanto: el primer libro no fue de mi agrado, pero tenía esperanzas con respecto a la secuela. Digamos que supuse que se haría hincapié en aquellos temas que quedaron pendientes de ver en Última generación, cosa que no se dio como yo esperaba lamentablemente. Realmente no sé cómo pondré en palabras lo decepcionado que estoy de una historia con gran potencial como esta.

En Generación Cero nos reencontramos con los revolucionarios León, Milo, Kira, Renata y Rebeca, prácticamente luego de los sucesos de Última generación. Todos ellos son parte de la resistencia, porque su labor es la de resistir al sistema actual y esperar el momento justo para debilitarlo y hacerlo caer de una buena vez por todas. Tienen un plan en marcha para que eso sea posible, y los lectores somos espectadores de ciertas hazañas que hacen que La Central sea cada vez más vulnerable. ¿Acaso es suficiente esperar y esquivar los peligros para lograr acabar con la opresión por parte del gobierno? ¿Cuál será el destino del Lex y de toda la sociedad? ¿Se pudo encontrar finalmente la ubicación de El Clandestino, el diario manejado por opositores?
"Por eso estamos escondidos, porque somos invisibles, no se puede combatir lo que no se ve".
Algunos sabrán que en la reseña de la primera entrega mencioné que me hubiese gustado leer más sobre los inicios del Lex, así como también de la famosa Generación Cero. Aquí tuve el placer de leer un poco al respecto, pero me quedé con sabor a poco. Se hace una introducción demasiado general y siguen quedando inconclusas algunas cosas de este trasfondo. Algunos pensarán que para eso existen las precuelas, pero insisto en esto porque llegué a un punto de cuestionarme si la existencia del Lex generaba problema alguno. ¿Realmente valía la pena hacerse tanta mala sangre como León y compañía? No bromeo al decirles que parecía que los personajes se estaban haciendo mucho drama por algo que no hacía falta darle mucha importancia. Entiendo que el gobierno que se plantea es malvado por casos puntuales, pero el desarrollo me resultó insulso. Teniendo en cuenta que este mundo es ficticio, hay que darle cierta credibilidad, cosa que Agustina Caride no hizo. Entiendo que se quiera dejar a la imaginación del lector algunas cosas, pero eso puede llegar a ser perjudicial para la historia si no se hace con moderación.

A continuación les comentaré mis impresiones en cuanto al desarrollo de la trama, las cuales no son muy positivas. Primero que nada, nunca se logra entender del todo el argumento de la novela. Esto se debe a que los protagonistas se jactan de tener un gran plan, el cual conocemos a medida que se va llevando a cabo. Me ponía nervioso el hecho de no saber en dónde me encontraba parado, al igual que en el libro anterior. Era como llegar tarde a una conversación de amigos donde no hay forma de entender de lo que están hablando. Así que no había manera de avanzar; me sentí totalmente ajeno al relato. A su vez, es como que todo es tomado a la ligera. Las escenas que son trágicas o muy importantes no se les da la atención que se merecen. Ya me había ocurrido con una parte puntual de Última generación, pero aquí me hizo enojar. Ejemplificando, hay una muerte que no podía creer que se estuviese tomando como si nada. Sin embargo, eso no fue el principal problema... lo que más enojo me provocó fue que en el desenlace se le diera más importancia a lo que estaba pasando con un par de personajes y no a esa muerte especifica. Para colmo, no había tiempo para ningún tipo de sentimentalismos, justamente por lo que digo en este párrafo. Estoy tratando de no largar ningún spoiler para no arruinarles nada, pero creo que los que leyeron la bilogía me van a entender a lo que me refiero con el ejemplo.
"Ellos eran la muñeca, con un dispositivo que los convertía en títeres a la distancia. Aunque no existieran hilos atándolos al poder, ellos no eran libres porque la verdadera libertad consistía en el pleno dominio de uno mismo".
Lo que sigue siendo de mi agrado es la prosa de la escritora, aunque en esta continuación sentí que se perdía la fluidez de a ratos. Esto me jugó bastante en contra porque la lentitud con la que sucedían las escenas y la carencia de desarrollo en la trama lograron que se hiciera difícil avanzar por los capítulos de esta segunda parte. Parecía que el hilo conductor de la historia se cortaba muchas veces, perdiéndose el eje central de lo que se estaba contando. Me costó mucho terminar porque me sentí estancado en algo que redundaba siempre en las mismas cosas... Pensé que no había remedio para la creación de Caride, pero tras dos semanas de leer un poquito cada día, me las apañe para llegar a la recta final.

Otro tema para hablar es la estructura de los personajes. Pensé que les encontraría mejorías, pero los seguí viendo igual de planos y no hubo forma de conectar con ninguno de ellos. León es extremadamente frío e inexpresivo. Me gusta su carácter fuerte, pero se ve opacado por lo anterior. A Kira pude conocerla un poquito más, y solo saqué la conclusión de que es insoportablemente cambiante. En un momento es súper celosa y agresiva, pero luego no. Eso sí, me resultó extraño que no se viera mucho de la relación entre León y Kira... Fue bastante peculiar porque en la primera parte su relación tiene cierto protagonismo, mientras que aquí pasa a un plano secundario. En cuanto a Milo y las gemelas, Rebeca y Renata, no puedo aportar mucho porque sus presencias no marcan grandes diferencias. Me hubiera gustado conocer más sobre los sentimientos de Renata y Milo, los cuales me daban mucha curiosidad cada vez que se los nombraba.

Por otro lado tenemos a la enigmática Kintukewun. En este libro tiene una participación recurrente, tal como en el primero. Me gusta que vaya aportando datos importantes a la lectura de vez en cuando. Lo malo es que había pensado que se explicaría un poco más de su pacto con Luciana, pero eso jamás ocurrió. Fue algo que quedó tan al aire, al igual que lo que ocurre con los sueños de Kira. Se podría decir que me siento un poco estafado al no tener las respuestas a las tantísimas incógnitas que me fueron surgiendo.
"La vida debe circular, pensó mirando las nubes. Como lo hace la sangre. Porque cuando la sangre se detiene, se estanca. Cuando el agua no fluye, se pudre".
El final te hace sentir como que leíste más de quinientas páginas para decir "¿Eso es todo?". Todo viene sucediendo lentamente, para que el cierre se de en un epílogo de solamente dos hojas. ¿Es necesario apresurarse de esa manera? ¿Tanto drama para llegar a ese final? Yo sigo estupefacto; no lo puedo creer. Si tan solo los personajes se hubiesen comportado de otra manera y no fueran tan desconfiados, todo lo que atravesaron se lo hubiesen ahorrado. Más lo pienso y más indignado me siento. Si ustedes quieren leer esta bilogía, ojalá pueda encantarles, pero no fue mi caso. Es una historia que promete, pero que no pudo cumplir con mis expectativas. Si tengo que recomendarla, lo único que puedo decir es que no pueden perderse de la escritura, la cual es muy buena, y de Kintukewun, que es un personaje sensacional. Ya me contarán ustedes en los comentarios...

2/5

5 comentarios:

  1. Leí el primer libro hace un tiempo, pero tengo muchas ganas de saber como finaliza esta bilogía. Es una lástima que no ye haya gustado, pero quisiera arriesgarme para saber como finaliza.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola Fran! Lamento mucho que no hayas disfrutado el libro. Creo que existen muchas distopías que le podemos sacar provecho pero, cuando el autor no puede trabajar bien en un trasfondo de la trama o en el cuerpo de sus personajes, la historia no se puede terminar de disfrutar o sentir por esta falta de "condimentos" que, al ser detalles, no los vemos pero si los notamos con fuerza a la hora de leer. Una amiga lo leyó y me dio la misma opinión que vos y, aunque el argumento del primer libro me llamó la atención, lo voy a descartar de momento.
    Espero que tu próxima lectura no te decepcione y puedas disfrutarla muchísimo más, espero que andes bien!
    Un beso!

    ResponderEliminar
  3. Hola,Fran!! No quise leer esta segunda parte porque con el primero ya me fue suficiente. Tenés razón en eso de si el lex era realmente malo. Para mí no, es más no había robos y estaba controlado en ese aspecto. Con lo que contás del desarrollo es como si la autora se hubiera largado a escribir diciendo "que salga lo que salga" sin tener un punto al que llegar o ponerle siquiera personalidades definidas a los personajes. Que feo eso de no darle importancia a ciertas escenas si fuera lo contrario podría hacer que el lector se emocionara más con la historia y sus personajes.
    En fin, sin palabras.
    Saludos!!

    ResponderEliminar
  4. Hola Fran! No te podes imaginar cuanto me decepciono esta segunda parte, la primera no fue una obra maestra pero estuvo bien y me dejo con ganas de saber mas, asique agarre "generacion cero" casi al instante pero lamentablemente no resulto lo que esperaba, se fue muy para el lado politico dejando casi en segundo plano a los protagonistas..una lastima que se haya publicado algo asi habiendo tantos escritores increibles en nuestro pais. Saludos y gracias por la reseña

    ResponderEliminar
  5. Hola Fran!
    Leí bastantes reseñas de esta bilogía que planteaban cosas similares. No encontré muy buenas críticas a estas historias.
    Siendo sincera, si bien me gustan mucho las distopías, estos libros no habían llamado mucho mi atención. Luego de leer la reseña, mucho menos.
    Lamento que no haya sido una lectura que disfrutaras, aunque tenga cosas para rescatar.
    Gracias por la reseña.
    Saludos

    ResponderEliminar