domingo, 6 de noviembre de 2016

Reseña de "Dos amigos" de Robert Weintraub

Título: Dos amigos: una extraordinaria historia de coraje y supervivencia en la Segunda Guerra Mundial
Autor/a: Robert Weintraub
N° de páginas: 400
ISBN: 978-950-02-0867-3
Editorial: Editorial El Ateneo
Sinopsis: El joven técnico de vuelo Frank Williams y Judy, una perra pointer de pura raza, se conocieron en un campo japonés de prisioneros durante la Segunda Guerra Mundial. Judy era muy fiel, y tenía un agudo sentido de quién era aliado y quién el enemigo. La amistad entre ella y Frank nació de inmediato y se profundizó cada día durante su cautiverio.
Cuando los prisioneros eran apaleados, Judy intervenía con valor. En varias ocasiones salvó la vida de Frank y sus compañeros, aun bajo el riesgo de perder la suya. Sobrevivió a bombardeos y otras experiencias cercanas a la muerte, y se convirtió en un signo de esperanza, no solo para Frank, sino para muchos soldados prisioneros.
La lealtad de Judy por sus compañeros humanos era retribuida con el profundo cariño que ellos sentían por la pointer, y este compañerismo los ayudó a mantenerse con vida a pesar del constante peligro de las enfermedades, los fusiles de los guardias o los animales salvajes de la selva que los asechaban.
En el peor momento, desesperado y hambriento, Frank contempló la posibilidad de suicidarse y matar a Judy para que ninguno tuviera que seguir sufriendo las condiciones infernales que llegaron a padecer. Afortunadamente, fueron rescatados, y Judy pasó el resto de su vida con Frank. Se convirtió en la única oficial canina de la guerra y, después de su muerte, a los catorce años, Frank no volvió a tener otro perro.
La historia de estos dos amigos, la de un vínculo inquebrantable, forjado en las circunstancias más difíciles, es una de las grandes épicas desconocidas de la Segunda Guerra Mundial.
¡Muchísimas gracias a Editorial El Ateneo por el ejemplar!
OPINIÓN PERSONAL
(sin spoilers)

No soy un lector frecuente de títulos de no ficción o de testimonios y memorias, pero Dos amigos captó mi atención ni bien posé mis ojos en su portada. Admito que me sentí totalmente atraído al darme cuenta de que trataba sobre la amistad entre un hombre y su perra, así que fue inevitable sucumbir a los encantos de una historia de este estilo. Para los que no me conocen, soy un gran amante de estos animales, y sabía que mi corazón se destrozaría cuando leyera este libro, pero realmente no podía pasarlo por alto. En otras palabras, es una de esas veces que me dejé llevar completamente por mis instintos.

La historia se centra principalmente en una perra de raza pointer inglés llamada Judy, la cual fue adoptada y entrenada para ser la mascota de la tripulación de una lancha cañonera de la Marina Real británica. Ésta patrullaba el río Yangtzé a finales de la década del 1930; sus principales propósitos eran defender el transporte, ahuyentar a los piratas y servir a los intereses de la Corona. Este relato nos muestra un gran panorama de la vida de esta perrita a lo largo de la Segunda Guerra Mundial: desde su nacimiento en Shanghái en 1936 hasta su fallecimiento en 1950, mucho después de la rendición de Japón. Sin embargo, como notarán el nombre que lleva este libro, hay que aclarar que se hace mucho hincapié en la amistad que surge entre Judy y Frank Williams, reciente suboficial de la Real Fuerza Aérea de Gran Bretaña, cuando se volvieron prisioneros de guerra a partir del año 1942.
"Era como si pudiese entender todos sus pensamientos, y lo más sorprendente, ella podía entender los míos".
Es imposible no asombrarse con todas las vivencias de esta admirable pointer. Primero que nada, su valentía y determinación para afrontar todas las cosas que se le interpusieron en algún momento de su camino, son simplemente sorprendentes. Gracias a eso, Judy ha tenido la capacidad de salvar la vida de muchísimos hombres en peligro. Y ni hablemos de la increíble inteligencia que poseía... La facilidad con la que entendía las órdenes que le daban y la manera que tenía de detectar el peligro me dejó anonadado. No les miento al decirles que me costaba creer lo que estaba leyendo. Digamos que es como si Judy hubiese nacido para esta clase de vida (de hecho, desde cachorra presentaba una personalidad muy curiosa y aventurera). En fin, considero que es muy difícil no encariñarse aunque sea un poquito con ella, ya que era muy cariñosa, amistosa, fiel y maravillosa.

Se nota que Robert Weintraub hizo un inmenso trabajo de investigación para reunir toda la información necesaria y luego contar la fantástica historia de Judy. Él afirma que se ha sentido fascinado con ella desde un comienzo, lo cual se ve reflejado perfectamente en su escritura. Me agradó mucho leer con detenimiento todos los datos curiosos que me iba aportando el texto, pero yo me esperaba otra cosa muy distinta. Pensé que la esencia de este libro iba a estar directamente relacionada a Judy y Frank, pero las cosas que viven ellos juntos se empiezan a relatar un poco después de la mitad del libro. Mientras tanto, toda la primera parte está dedicada exclusivamente a los primeros años de vida de Judy, con la mención de alguna que otra persona importante en su vida. Aunque también hay que tener en cuenta todo lo que se dice respecto a lo que estaba ocurriendo en el resto del mundo (gracias a las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial).
“Ella representaba –en terminología moderna– un animal de apoyo emocional para los prisioneros de guerra”.
Debido a todo esto, la lectura se me tornó bastante pesada de a ratos... Tal vez si la empezaba con otros ojos, la hubiese disfrutado un poco más. No obstante, a partir del momento en que Frank forma un vínculo inquebrantable con Judy, se me hizo complicado parar de leer hasta llegar al final. A veces los sucesos que se contaban eran muy crudos, y eso me generaba más curiosidad. Sí, suena muy raro, pero realmente me interesaba saber las condiciones en las que vivían estos dos amigos. Las torturas que soportaron en el campo de concentración de Sumatra son inimaginables. Para colmo, los hombres eran sometidos a dietas sumamente estrictas, con raciones ridículamente pequeñas de comida y luego eran obligados a realizar trabajos forzosos. Mientras tanto, Judy tenía que arreglárselas sola para sobrevivir y no morir en las manos de los japoneses. Todo esto, sin nombrar las grandes cantidades de enfermedades que atormentaban a cada uno de los prisioneros.

Frank y Judy se cuidaron mutuamente en todo momento, salvando la vida del otro en más de una ocasión. Ésta última es considerada toda una heroína, por lo que les recomiendo muchísimo que investiguen sobre ella, o sencillamente lean este libro para conocer su sensacional y conmovedora historia. Preparen los pañuelos porque el final de este relato puede sacarte varias lágrimas. Voy a cerrar esta entrada con el siguiente extracto, proveniente de la placa que se encuentra en su tumba:
“Un canino notable... una pequeña gallarda que agitando la cola brindó más compañía de la que jamás recibió... Fue durante su corta vida inspiración de coraje, esperanza y voluntad de vivir para muchos que se hubieran rendido en su momento de la verdad si no hubiese sido por su ejemplo y fortaleza”.

3/5

7 comentarios:

  1. Ok Fran...ya me hiciste emocionar con esta reseña, jajaja. El nudito en la garganta está ahí.
    Este libro reúne dos temas que me atraen en la literatura, y uno de ellos en la vida misma: guerra y perros. Desde que vi que lo estabas leyendo, tuve ganas de ponerle los ojos encima y estoy segura que, a pesar de los miedos ante la crueldad que viven Judy y su amigo, voy a hacerlo.
    Gracias por compartir lo que te pareció, me ayudó a conocerlo y decidirme.

    Beso enorme!! =)

    ...~*SIL*~...

    ResponderEliminar
  2. Hola Fran! Todo bien?
    La verdad es que, como periodista, me siento muy mal confesando que tampoco leo demasiado de no ficción. Quiero decir, si tengo que elegir un libro, no es el género que está en el primer lugar de mi lista...
    Sin embargo, desde las primer lineas de tu reseña, me dieron muchas ganas de leer este libro. Yo también amo los perros y conocer historias así me encanta. Sé que voy a llorar más de una vez porque se nota que es una historia muy dura, pero definitivamente lo agrego a mi lista TBR.
    Gracias por la reseña!
    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Hay libros de no ficción que son muy buenos, pero otros se escriben nada más que con el objetivo de ser comerciales. Este título en particular, no me llama para nada.

    ResponderEliminar
  4. Hola Fran!! Mi abuela, cuando solía quedarme de chiquita a dormir en su casa, me contaba la historia de Frank y Judy casi todas las noches. Al igual que vos, le tengo un especial cariño a los perros y creo que existen pocos animales tan fieles, listos, cariñosos, puros y desinteresados como ellos. Siempre, en cada relato que me contaba mi abuela sobre estos dos amigos, no podía evitar llorar cada vez que terminaba. Es un relato conmovedor, emocionante y que te deja pensando, por lo menos eso me pasa cuando recuerdo la historia.
    Nunca tuve otra información de Frank y Judy más allá de la que me contó mi abuela y me encantaría poder saber más sobre ellos.
    Estoy segura de que es un libro que me podría gustar mucho! También se lo voy a recomendar a mi prima, que es igual de fanática de los perros y de la historia de estos dos amigos.
    Gracias por la reseña y por traerme un pedacito de mi infancia.
    Un beso! Nos leemos :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola! Recién encuentro tu blog por el twitter de Editorial El Ateneo y me encantó tu reseña. Creo que voy a llorar mucho con este libro porque amo los animales, pero creo que vale la pena. No sé si formás parte de la iniciativa Seamos seguidors, pero ya te sigo y te dejo mi blog por si querés pasar y leerme :-) Te dejo un beso: http://leeresaeslacuestion.blogspot.com.ar/

    ResponderEliminar
  6. Hay libros de no ficción que valen la pena pero no se si me le animaria a este porque es como sucede cada vez que veo una historia como Marely y yo .... se me caen los lagrimones y no puedo mi corazón no puede sufrir tanto.

    Excelente reseña nos leemos y besos!

    ResponderEliminar
  7. Hola, Fran!! Si lo leo seguramente voy a llorar a moco tendido, debe ser un libro hermoso y triste con sólo leer la sinopsis ya me pone triste. Por todo lo que describís de Judy no cabe duda de que hay animales que son mejores que las personas. Me encantaría leer sobre estos amigos, y en que circunstancia ayuda Judy a Frank. Además se puede aprender más sobre como vivían los prisioneros y detalles de la segunda guerra mundial.
    Saludos!!

    ResponderEliminar