domingo, 16 de octubre de 2016

Reseña de "Agujero negro" de Andrei Bourbaki

Título: Agujero negro
Autor/a: Andrei Bourbaki
N° de páginas: 192
ISBN: 978-987-02-9142-8
Editorial: Editorial Dunken
Sinopsis: Bourbaki nos convence que él, como muchos de nosotros, podríamos realizar más cosas de las que hacemos sin necesidad de trabajar más, o estar más capacitados.
La fórmula que propone es muy sencilla: DÉJENNOS SER.
Logra con humor e ironía mostrarnos la realidad de nuestra vida, CERCADO POR UN ALAMBRE DE PÚAS, que no vemos, pero está siempre allí agazapado detrás de trámites y papeleos.
Los temas van de Zaffaroni al vino Malbec, del inicio de la Energía Atómica a las dificultades que encuentran los que quieren hacer el bien en nuestro país. La dispersión de temas tiene un punto en común:
LA INCONTROLABLE TENTACIÓN QUE TIENEN MILLONES DE PERSONAS CONTRATADAS POR EL ESTADO PARA INCORDIARNOS LA VIDA.
Agujero Negro es una invitación a escribir algunos capítulos por nuestra cuenta, para reír y llorar de tanta tontería.
Resolver la burocracia es solucionar uno de los principales problemas de nuestro país, todos lo sabemos, PERO NADIE LO HA TOMADO COMO UN VERDADERO MAL NACIONAL.
¡Muchísimas gracias a Kiako - Anich por el ejemplar!
OPINIÓN PERSONAL
(sin spoilers)

La primera vez que vi este libro no sabía muy bien que pensar acerca de él. Todas los temas relacionados a la política o a la economía no son mi fuerte, por lo que prefiero mantenerme lo más alejado posible por el momento. La razón por la que decidí darle una oportunidad a Agujero negro es porque se tocan estos temas desde un punto de vista más cómico. Aparte, es agradable salir de mi zona de confort de vez en cuando; este título es muy distinto a lo que acostumbro a leer... principalmente porque no es una novela, sino que es una especie de ensayo.

El autor nos cuenta en este libro la relación que tiene con la burocracia de Argentina. Esto lo hace mediante una seguidilla de notas y/o artículos breves, donde expresa su inconformidad ante las incoherencias del realizado de trámites (cosa que muchos ciudadanos argentinos tuvieron que sufrir alguna vez en sus vidas). A su vez, aprovecha todo momento para mostrar que tanto funcionarios como empleados públicos hacen de todo, menos el trabajo que se les encomienda para facilitarnos la existencia. Sin embargo, tal como se aprecia en la portada, Andrei Bourbaki trata de ser optimista a pesar de todo este sufrimiento colectivo, provocado por la incoherencia del Estado.
"Si Cristóbal Colón tuviera que descubrir Europa desde Argentina, todavía andaría de oficina en oficina tramitando los permisos y autorizaciones necesarios para emprender la travesía".
Jugando con el sarcasmo y la ironía, el autor muestra como es el día a día de cualquier argentino que debe pasar a través de mucho papeleo inservible, interminable y no muy entendible. Por supuesto, también lo hace con bastantes ocurrencias muy divertidas, así como con comparaciones o ejemplos reales. Esto último es una de las cosas que más me gustó porque demuestra toda su ira de una manera muy original. Además, deja muy en claro que no es necesario ser extremadamente negativo para hablar de toda la opresión hacia el pueblo argentino con respecto a este tema.

Siguiendo lo dicho en el párrafo anterior, los ejemplos que se muestran son indudables, y te abren un poco más la mente en cuanto a la situación socio-económica de Argentina. Me refiero a que te hacen ver la realidad con otros ojos y te dejan expresado que muchas cosas podrían haber sido diferentes en nuestro país si simplemente se hubiera dejado de lado el horrible protocolo que posee la burocracia. ¿Quién sabe? Tal vez muchos proyectos hubiesen sido un éxito rotundo. Lamentablemente muchas excelentes oportunidades se han desaprovechado (al parecer somos los mejores para eso).

En cuanto a la escritura, me ha sorprendido que fuese tan ligera. Sinceramente pensé que iba a ser todo lo contrario (no me pregunten por qué). El vocabulario no es tan complicado, así que se puede leer de un tirón tranquilamente. Sumado a esto, la edición es muy bonita porque cuenta con unos dibujos de Pedro Cuevas, muy ilustrativos para lo que se está contando. Me encantó como se hacía mucho más dinámica la lectura con este acompañamiento visual en algunas partes específicas del relato.
"En la burocracia, el optimismo es directamente proporcional a la estupidez. Una vez que sabemos que hemos perdido, podemos ensayar estrategias que morigeren el daño y no afecten tanto nuestra autoestima".
Aunque el humor es considerado parte principal de este ensayo, yo sentí que le faltó un poco más. Me quedé un poco corto porque había momentos en donde el autor no podía controlar su propia frustración y la dejaba fluir a través de las palabras, provocando un poco de redundancia de a ratos. Digamos que es totalmente compresible su enojo, pero pienso que se desviaba de lo que se suponía que quería lograr con su libro. Igualmente, considero que el propósito de expresar su decepción hacia la burocracia está muy bien logrado al fin y al cabo.

Disfruté del libro en general, más que nada por todas las referencias que se hacen a lo largo de todas estas páginas. Las que más me gustaron fueron las de Sherlock Holmes y las de Julio Cortázar, haciendo que cualquier persona se pueda sentir más identificada con lo que se está relatando (yo me incluyo). Por último, me pareció muy interesante el concepto del agujero negro, el cual se termina de entender justo al final, el cual, siéndoles sincero, es muy chistoso. Les recomiendo que lean Agujero negro si viven en Argentina... Es muy probable que algunas de las cosas que cuenta Bourbaki las hayan vivido en carne propia.

3/5

4 comentarios:

  1. Pues parece muy interesante! Eso de que tiene un estilo más cercano al ensayo me llama la atención, y que se traten esos temas con ironía y de una manera algo cómica es una forma diferente de manejar una lectura que puede ser agradable de leer... Pues no lo descarto! Es un libro muy diferente a lo que suelo leer pero de vez en cuando si que me da por leer libros algo distintos.
    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. El libro suena genial, y me han encantado las frases. ¡Me encantaría poder conseguirlo acá!

    ResponderEliminar
  3. Hola Fran! Cómo estás? No conocía este libro y no estoy segura de que lo hubiese elegido en algún momento, puesto que al igual que vos, no estoy acostumbrada a este tipo de lectura. La idea general de la trama es atrayente pero lo que me hizo picar la curiosidad en realidad fueron las frases que citaste, tan llenas de ironía. De repente siento una extraña curiosidad, y estoy segura de que si el libro se me cruza algún día por delante, me lo compro jaja
    Te dejo saludos ♥

    ResponderEliminar
  4. Hola Fran, como estas? este libro lo he visto muy poco en la comunidad blogger pero me llama muchisimo la atencion, aun estoy esperando que me llegue a casa para ponerme con el, y mas ahora que lei tu reseña y conoci un poco mas el libro, ya que la sinopsis puede ser un poco ambigua, mi temor era que fuese un libro de politica demasiado serio, pero al parecer no, gracias por la reseña, saludos!

    ResponderEliminar