sábado, 3 de septiembre de 2016

Reseña de "Buscando a Audrey" de Sophie Kinsella

Título: Buscando a Audrey
Autor/a: Madeleine Wickham (bajo el seudónimo de Sophie Kinsella)
N° de páginas: 288
ISBN: 978-950-788-270-8
Editorial: Ediciones Urano (bajo el sello "Puck")
Sinopsis: Desde que fue víctima de un terrible acoso en la escuela, Audrey, de catorce años, se niega a abandonar la seguridad de su hogar. Lleva siempre gafas de sol, incluso dentro de casa, y es incapaz de hablar con personas que no conoce. Pero Linus, el nuevo amigo y compañero de videojuegos de su hermano mayor, ve más allá de sus gafas oscuras y de su fobia social. Y cuando descubre que Audrey es alérgica al contacto con desconocidos, encuentra el modo de comunicarse con ella: le escribe notas.
Ahora, el divertido y sensible Linus le ha lanzado un desafío: que se reúna con él en una cafetería cercana para tomar un café. Para Audrey, esa pequeña excursión supone un esfuerzo enorme, pero asumible, tal vez. Al fin y al cabo, se supone que debe empezar a abandonar su zona de comodidad. Y tomar un café no es lo mismo que tener una cita. ¿O sí?
¿Será capaz Audrey de emprender el camino de vuelta al mundo real? ¿De dejar de pensar que no merece existir siquiera? Le espera largo camino, pero no lo recorrerá en solitario. Cuenta con la ayuda de su psicoterapeuta, con el cariño de su alocada familia, con el ingenio y el humor de Linus. Por encima de todo, cuenta consigo misma.
¡Muchísimas gracias Ediciones Urano Argentina por el ejemplar!
OPINIÓN PERSONAL
(sin spoilers)

Buscando a Audrey es una novela contemporánea de la que no tenía mucha idea de que iba antes de empezarla. El entusiasmo que estaba generando en unas compañeras blogueras (repórtense, inquisidoras) hizo que la leyera inmediatamente, haciendo una especie de mini lectura conjunta con ellas. Fue una experiencia muy grata, y haber escogido este libro fue una gran decisión de la que no nos arrepentimos. Lo finalicé al cabo de un par de días de lo mucho que me había enganchado con la trama, por lo que estoy ansioso por contarles toda mi opinión sobre lo hermoso que es.

Sophie Kinsella nos relata la historia de Audrey Turner, una jovencita de catorce años que padece de serios problemas de ansiedad. Éstos han sido ocasionados por ciertas situaciones que desconocemos, pero que están relacionadas directamente con el bullying escolar. Debido a esto, Audrey no puede soportar estar en ningún ámbito social, salvo en su propio hogar. Con las únicas personas que puede mantenerse tranquila (y sin entrar en pánico) es con su familia. Aun así, le es imposible mirarlos a los ojos, y es por eso que utiliza gafas de sol todo el tiempo.

Audrey se siente atrapada en una burbuja y a veces piensa que la ayuda de su psicoterapeuta no está surtiendo efecto como debería. A lo largo de todas estas páginas podremos ver que ella está buscándose a sí misma y también aceptándose poco a poco como realmente es. Un día conoce a Linus, un gran amigo de su hermano, que moverá todos los cimientos que componen su vida. El trato que tiene con ella es único, haciéndola desear con todo su ser volver a ser como era antes, sin todas esas preocupaciones que la atormentan todo el tiempo. ¿Logrará encontrarse a sí misma de una buena vez por todas?
“Tu cuerpo cree que el peligro es real, Audrey. Pero no lo es".
Comenzaré hablando de la bella pluma que posee la autora: es totalmente adictiva y absorbente, haciendo de la lectura algo sumamente ágil y muy disfrutable. Puedo asegurarles que no se van a encontrar con un argumento pesado, denso o tedioso... ¡Todo lo contrario! El argumento tiene un poco de todo, desde partes emotivas hasta escenas en donde te partís de la risa. En parte, se podría decir que uno no puede soltar el libro ya que las primeras páginas son muy divertidas e hilarantes en cierto sentido.

Esto último se debe principalmente a la locura y el caos que envuelve a la familia Turner. Cada integrante destaca a su manera: Anne, la madre, es extremadamente obsesiva y sobreprotectora. Su personaje está extremadamente exacerbado. Sin embargo, entiendo que quería buscar Kinsella con ella. Llegue al punto de encontrar algunas similitudes con mi propia madre, las cuales me hicieron mucha gracia si les soy sincero. En fin, es una mujer dispuesta a hacer cualquier cosa para lograr sus cometidos (y resalto lo de "cualquier cosa"). Luego tenemos a Frank, el hermano mayor de Audrey. Tiene una gran adicción a los videojuegos de todo tipo, especialmente con el juego Land of Conquerors. Sus continuas disputas con su madre son moneda corriente a lo largo de la novela ya que Anne está empeñada en que su hijo deje este "mal hábito" que solo le perjudica o le atrofia el cerebro (según ella). A su vez, tenemos a Chris, el padre súper distraído, y a Félix, el hermano pequeño. Ambos son personajes recurrentes, pero se ganan un espacio en tu corazón de lo agradables que son (más que nada Félix, que te enternece con sus ocurrencias).
"Pienso demasiado. En serio: demasiado. En eso todo el mundo está de acuerdo".
Ahora pasemos a Audrey, la chica encargada de narrar la historia. Aunque no lo crean, ella es muy divertida, sarcástica y espontánea si se lo propone. Las acotaciones que hace a medida que cuenta las cosas que ocurren en su vida cotidiana te sacan más de una sonrisa o carcajada. Sé que puede parecer que la trama esté enfocada en otros personajes y no tanto en Audrey, pero tiene mucho sentido que sea así. Audrey es una mera espectadora de lo que sucede en su vida, por lo que tiene lógica que la mayoría de las cosas que ella relata le estén pasando a otras personas (dando muy poco protagonismo a lo que le ocurre a ella misma). Me di cuenta de esto cuando Sarah, su doctora, le iba encomendando tareas para que vaya saliendo poco a poco de su zona de confort. No quiero decir mucho más para no recurrir a los odiados spoilers... Creo que si uno presta atención, es posible darse cuenta de cómo Audrey va cambiando lo dicho en este párrafo conforme pasa el tiempo.

Ahora, un tema que me gustaría sacar a relucir es la rapidez con la que suceden algunas partes de la novela. El problema en sí no sería que todo ocurre en un santiamén, sino que hay una seguidilla de situaciones apresuradas que no resultan muy reales del todo. No quiero ejemplificar por razones obvias, así que simplemente diré que, en lo personal, la manera en la que algunos personajes se comportan o evolucionan es un tanto irreal.
"Pero, Audrey, la vida es así: todos tenemos gráficas con altibajos. Yo los tengo. Un trecho arriba, un trecho abajo. Así es la vida".
Una de las cosas que más me gustaron fueron las explicaciones en torno al problema que padece la protagonista. Éstas no se cuentan de golpe, sino que se van dando en algunos capítulos, haciéndote conocer de a poco a la enigmática Audrey. Me agradó el hecho de que ella le diera un poco de humor a este conflicto, especialmente con alguna que otra comparación muy chistosa. Sinceramente debo admitir que me generaba un poco de rabia que ella no se pudiera mostrar al mundo como realmente es, sin llegar al punto de enloquecer o querer que se la trague la tierra. Una jovencita tan genial y tan maravillosa en su interior, incapacitada de actuar de igual forma con el exterior.

Este es el momento exacto en donde hay que nombrar a Linus, el adorable amigo de Frank. Ambos chicos se encuentran entrenando para un campeonato de Land of Conquerors, por lo que Linus visitará la casa de los Turner muchas veces. En estas visitas surgirá una relación especial, dulce y muy inocente entre él y Audrey. Sus escenas transcurrían de una forma muy preciosa mientras las leía. En ningún momento pude parar o frenar mis suspiros y mi emoción por el amor y la magia que desprendían las páginas cuando ellos se encontraban juntos.
“No hace falta que nos hagamos confesiones. Es otra cosa que he aprendido en terapia: que no pasa nada por ser reservado".
El final no termina siendo la gran cosa, pero se atan todos los cabos que estaban sueltos. Cada uno de los personajes tiene su propio cierre y todos los problemas se solucionan. En definitiva, es una lectura muy liviana y que considero que vale totalmente la pena (a pesar de las pequeñas imperfecciones que he nombrado en esta entrada). La recomiendo ciegamente y espero leer algo más de la escritora porque tiene mucho potencial. Si buscan algo fresco y entretenido (con un poco de romance), Buscando a Audrey es la mejor opción que les puedo ofrecer.

4/5

7 comentarios:

  1. Hermosa reseña Fran ♥ Bueno ya siento que hemos hablado demasiado sobre este libro y ya no sé que decir. Ya sabes lo que me gustó y lo que no me convenció.. e incluso leíste mi reseña asi que no se me ocurre mucho qué aportar. Me alegra que te haya gustado y haberlo leído seudo conjuntamente.
    (Por cierto leí tu comentario en la reseña de Sil y me sentí agredida con lo de que hay que leerlo todos juntos.. no es mi culpa leer rápido xD)
    Beso!

    ResponderEliminar
  2. ¡Hola Fran! Justamente ayer empecé a leer Buscando a Audrey, a primera vista, me enamoré de la edición, es preciosa.
    Aun no pasé del segundo capítulo, pero ya me atrapó bastante la historia en sí y espero poder seguirlo pronto.
    Ojalá me guste tanto como a vos :D
    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Hola Fran!!
    Tengo miedo de decir que hasta ahora Audrey no me está gustando mucho, pero como todo el mundo parece amarla estoy intentando abrir la mente y leer con calma. Me alegro que te haya gustado tanto!! Eso me da algunas esperanzas.
    Aunque concuerdo con que la pluma de la autora es hermosa.
    Besos!

    ResponderEliminar
  4. Supongo que no te sorprende, pero no es un libro que me interese. Es importante lo que decís de que la pluma de la autora es buena y atrapante, eso no todos lo logran. PERO estos libros de adolescentes y bullyng y enfermedades y romances y drogas, y padres abusivos y todas esas cosas que andan dando vueltas por ahí, me tienen HARTA.
    Esto es posiblemente porque mi adolescencia quedó olvidada hace rato y me cuesta ponerme en el lugar de los personajes. Siento que cuando yo tenía entre 12 y 17 años NADA de eso me ocurrió a mí o en mi entorno así que no puedo ni siquiera ponerme en los zapatos de los protagonistas. Todas estas novelas me resultan forzadas y repetitivas, no porque sean malas -seguramente varias son excelentes- sino por cómo ha sido mi vida.
    Igual, me alegra que te haya gustado.
    Saludos =)

    ResponderEliminar
  5. ¡Hola!

    Urano me dio el ejemplar y aun sigue en mi biblioteca porque no tuve tiempo para leerlo. Hasta lo que vi yo, tiene MUY buenas reseñas y ésta es una de ellas. La verdad es que estoy muy emocionada por leerlo y quiero descubrir ya todo lo que nos trae este libro. Tu reseña no se queda atrás, cada día me dan más ganas de leerlo.

    Besos

    ResponderEliminar
  6. Hola Fran! Totalmente de acuerdo con cada una de tus palabras en esta reseña. Disfruté tanto de esta lectura que le tomé cariño y ya estoy que presto el libro a una amiga que vio la portada en la facultad mientras lo leía y le interesó muchísimo. Esta es una historia que llega al corazón y se queda por la capacidad que tienen los personajes de empatizar con los lectores :)
    Me alegra que hayas disfrutado la lectura y espero más de tus reseñas (que hace rato no te leo D: ).
    Nos leemos!

    Fedra.

    ResponderEliminar
  7. Hola! me alegra que te haya gustado tanto el libro, parece que es interesante y una trama así si esta bien desarrollada y bien escrita engancha a cualquiera, de todas formas no es un libro que planee leer, el tema del bullying siempre me echa para atrás porque no disfruto mucho las historias en donde el bullying es un factor importante en la trama :/
    Saludos!!!

    ResponderEliminar