martes, 5 de enero de 2016

Reseña de "Mentiras peligrosas" de Becca Fitzpatrick

Título: Mentiras peligrosas
Autor/a: Becca Fitzpatrick
N° de páginas: 400
ISBN: 9788416075690
Editorial: Ediciones B (bajo el sello "B de Blok")
Sinopsis: La vida de Stella Gordon es una mentira.
En tanto que testigo principal en el juicio contra de un traficante de drogas, Stella está en el programa de protección de testigos y tiene que vivir en el pequeño pueblo de Thunder Basin, Nebraska, cuyos habitantes no deben saber, jamás, quién es en realidad. Ni siquiera Chet Falconer, el chico que hace que desee revelar su verdadera identidad. Stella sabe que si dice la verdad solo traerá violencia a ese lugar seguro.
Pero a pesar de lo mucho que intenta mantenerse oculta, el peligro está cercano. Los asesinos siempre intentan deshacerse de los testigos, y Stella ha cometido un error que podría convertirse en la pista crucial para encontrarla.
¡Muchísimas gracias a Ediciones B Argentina por el ejemplar!
OPINIÓN PERSONAL
(sin spoilers)

Mentiras peligrosas es un libro que le tenía muchas expectativas porque la autora me atrapó con Hielo negro, libro que entra en el mismo género: thriller. Los primeros capítulos de esta novela son muy atrapantes… pero tengo que decir que con el paso de las páginas éstos fueron decayendo, y mucho. Personalmente, yo no considero a Mentiras peligrosas 100% thriller. Me llevé una gran decepción al darme cuenta que las escenas de misterio, de acción o de peligro eran muy pocas, y que la historia iba por otro lado. Ahora me voy a explayar un poco más a lo largo de esta entrada.

Todo comienza con una adolescente llamada Stella, la cual está a punto de cumplir la mayoría de edad. Su vida da un giro de 180 grados cuando se ve involucrada en una situación totalmente inesperada: se ha convertido en la principal testigo de la escena de un crimen que ocurrió en su propia casa, el cual involucra a su madre, a un traficante de drogas y a un hombre asesinado. Por esta razón, Stella es integrada en un programa de protección de testigos. Esto significa que ella debe dejar atrás toda su vida y convertirse en otra persona: nuevo nombre, nueva ciudad y nuevas relaciones. Por eso, si quiere permanecer a salvo, debe mentir.

Su vida pasa a estar en manos de Carmina, una policía retirada, que vive en el pueblo de Thunder Basin, en Nebraska. Tiene que vivir allí hasta cumplir los dieciocho años, y no es algo que le genere mucha felicidad. Mientras tanto, debe fingir y mantenerse al margen de todo tipo de situaciones que la perjudiquen o que llamen la atención de aquellos asesinos que se encuentran aliados con el traficante de drogas al que se le está culpando en la causa. Por ende, lo último que tiene que hacer es ponerse en contacto con las personas que conocía de su vida anterior. Esto puede ser muy problemático ya que la rebeldía de Stella puede jugar en contra.
“Todos tenemos que cometer errores, porque es la única manera de aprender.”
Cuando leí de qué trataba este libro no pude negarme a darle una oportunidad. Me llamaba mucho la atención la sinopsis y me intrigaba como se desarrollaría la trama. Para colmo, a simple vista pensé que la autora iba a dar un paso y escribir algo con personajes adultos y con una ambientación más oscura. La cuestión es que al enterarme de que Stella es una adolescente, todo mi pensamiento se derrumbó y sentí que empecé con el pie izquierdo. Digamos que su actitud fue insufrible. Así que los aconsejo que no cometan el mismo error que yo, porque cuando uno empieza un libro con otra predisposición, el resultado final puede ser muy diferente.

Algo que me gustaría destacar del libro es la narración de Becca Fitzpatrick. Me gusta mucho la forma que tiene de transmitir emociones con su escritura. Lo malo fue que me transmitió muchas veces enojo. Esto es debido a que está contado en primera persona por Stella. Tal como dije en el párrafo anterior, no es un personaje que me haya agradado por completo. Sus acciones llegaban a tal punto que no la entendía. No logré nunca congeniar con ella porque sentí que era muy terca y excesivamente cerrada. Encima, hay cosas que tolero, pero cuando los personajes se tornan contradictorios me desesperan. Primero se niega a darle una oportunidad a su nueva vida (lo cual no es algo malo… digamos que el shock que uno puede tener es razonable, sumado a una realidad familiar no muy deseable), pero con el correr de los capítulos me voy dando cuenta de que lo que hacía no coincidía con lo que pensaba. Me irritó muchísimo. A su vez, me resultó súper odiosa por la forma en la que trataba a las personas de su alrededor. Las únicas veces que me cayó bien fueron en esas escenas en las que se comportaba así con Trigger, un muchacho que surge en un punto de la historia. Todo lo que hacía era insoportable, y parecía que estaba buscando que alguien le hiciera frente y lo pusiera en su lugar. En ese aspecto, la apoyo; es genial que demuestre su valentía. Su principal problema es que tendría que saber el momento adecuado para comportarse de esa manera y no todo el tiempo.

Como suele pasar en muchos libros en donde el o la protagonista es insoportable, aquí Stella demuestra cierta evolución llegando al final. Igualmente, eso no me bastó para que me caiga bien. Me pareció algo muy enrevesado y no explica por completo el porqué del comportamiento de Stella. Sigo insistiendo en que es demasiado contradictoria. Pero bueno… tal como dice la frase de más arriba, cada uno aprende de sus errores, ¿no? 
“Preocuparse por los demás es una debilidad. Cuando los demás te importan, siempre tienes algo que perder.”
Esta evolución viene de la mano de Chet Falconer, ese chico que conoce durante sus primeros días en el pueblo. Al contrario de Stella, él me cayó muy bien y no es difícil quererlo. Es un muchacho muy humilde, solidario y amable. Tiene un pasado muy complicado que, lo quiera o no, ha determinado su presente y su futuro. Es un joven con el que me siento muy identificado porque actúa de la misma forma que yo ante diversas situaciones. Llegué al punto de frustrarme de la manera en la que era tratado por Stella. Ella nos cuenta sus justificaciones, pero yo continúo sin compartir lo que ella piensa. Somos dos polos opuestos.

En cuanto a su relación con la protagonista, se podría decir que fue algo muy bonito de leer. A ver... dejando de lado el hecho de que Stella a veces se pasaba de la raya, el romance que surge entre ellos es adorable. Hay que tener en cuenta que la autora le da mucha importancia a esto en Mentiras peligrosas. Entonces, si estás buscando un thriller de las características que marqué al comienzo de la reseña, este no es tu libro. Como ya les he dicho, me llevé una decepción porque me esperaba otra cosa. Becca Fitzpatrick describe el día a día de la protagonista en su nueva vida, el cual ocupa la mayor parte de todas las páginas que componen la historia. No obstante, no puedo negar que el romance me cautivó y fue una de las cosas que más me gustó.
“Nos pasamos la vida huyendo de nuestro pasado, sin darnos cuenta que está pegado a nosotros, que jamás podremos escapar de él.”
Por último, voy a nombrar a Carmina, que se llevó el premio al mejor personaje de la novela. Es una mujer ejemplar y sentí prácticamente lo mismo que con Chet. ¡Sencillamente la amé!

El final es... ¿decepcionante? Lo siento mucho por utilizar esa palabra tantas veces, pero es que así lo sentí. Lo que pasa es que tuve muchas esperanzas de que al menos el final me gustara y me resultara épico. Hay muchas cosas que se develan (no muy impresionantes) que le dan un sentido y un cierre a la trama. Esperaba un final repleto de acción y situaciones inesperadas que me dejaran sin aliento.

Para ya terminar mi opinión, he de decir que planeaba darle un punto menos. Aunque, luego de plasmar toda mi crítica en esta entrada me di cuenta que no era tan malo como para un 2/5. Dentro de todo, me entretuvo bastante por el hecho de que el romance me atrapó. Si no hubiera sido por eso, no sé qué estaría diciéndoles en esta reseña. En fin, si tienen ganas de leer algo de thriller, ésta no es su mejor elección. Se los recomiendo si disfrutan de un amor que surge poco a poco con sus encuentros y desencuentros. Pero ténganle paciencia a la protagonista... si no la quieren, yo los entiendo.

3/5

10 comentarios:

  1. ¡Hola Fran! Una reseña muy sincera. Recuerdo en el grupo que decías que Stella era insoportable ajjaaj No leí nada de Becca aparte de Hush Hush, pero este libro pinta ser algo que leería. Nunca leo thrillers, exceptuando La chica del Tren y como dices que tiene romance pues... quiero darle una oportunidad. Ojalá Stella se me haga bancable aunque no creo. ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Solo he leído Hush, Hush, y no me quedaron muchas ganas de seguir con la pluma de esta señora, aunque quien sabe.
    Saludos Infinitos.

    ResponderEliminar
  3. Hola Fran! la verdad es que solo leí de la autora los dos primeros de Hush hush y lo dejé porque no me gustaba para nada :/ aún así me alegra que este libro te haya "gustado" relativamente jajaja cuando un libro no deja de transmitirte enojo creo que está bueno dependiendo de qué tipo de enojo, si te enojas con la autora eso ya es un problema, pero si es lo que siente el protagonista está genial. Es cierto que llama mucho la atención la sinopsis y creo que yo lo leería solo por curiosidad :3 Es una pena que te decepcionara tanto, aunque tu puntuación no es mala. Creo que muchas veces nos comemos un libro entero esperando que el final sea algo sorprendente, pero si encima no te gustó... deja mucho que desear jaja en fin, espero que te arregles con Becca(?) un abrazo enooorme♥

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Pues esta autora está empezando ha experimentar con este género y prefiero probar antes con Hielo negro que con este, que veo mejores críticas.

    ¡Un beso!

    ResponderEliminar
  5. me encantan las historias turbias que involucran drogas jajaja!
    desde que leo estos blogs estoy mas al tanto de la movida esta de la literatura, que no la tenia tan presente hace unos años! un abrazo grande capo!

    ResponderEliminar
  6. Hola Fran! La verdad es que no volví a leer nada de Becca luego de Hush, Hush ya que me llevé un poco de decepción con el último libro y además porque me medio spoilearon esta obra D: (bah, me spoileé yo sola por culpa de Pinterest) estaba repensando leérmelo por ser un thriller y tal pero la idea de que no sea un 100% thriller me echa un poco para atrás, pero amlo mejor cambie de opinión.
    En fin, muy buena reseña y me encantaron las frases que elegiste, que tengas un buen fin de semana!

    ResponderEliminar
  7. Disfrute tu reseña. No estoy acostumbrado a los thrillers pero me he leído alguno y no es un genero que rechace. Puede disfrute el libro por lo mismo que mencionaste, me gustan los romances que surgen poco a poco. Pero también influye si me encariño con el protagonista, y la verdad no veo que vaya a hacerlo en ese libro. Puede que lo lea, no lo se. Tengo muchos por leer y reseñar. Saludos!

    ResponderEliminar
  8. HOLA FRAN!
    Gracias por tu reseña! No es mi genero favorito, pero podria ser...

    ¿Sos Argentino? Estoy buscando contactarme y visitar más blogs literarios argentinos, ya que conozco muy pocos. Te sigo, espero que vos tambien me puedas seguir y nos visitemos.
    Saludos.
    Te espero en: http://leyendoconungato.blogspot.com.ar/

    Cintia

    ResponderEliminar
  9. A mi me gusto bastante la historia, aunque la razón podría muy bien ser el hecho de que nunca he leído un thriller de hecho el primero fue este y si, esta muy en el lado romántico pero supongo que ese es el fuerte de Becca; como sea yo creo que hay que darle una oportunidad, si bien no es el mejor libro del mundo a mi la historia me pareció interesante,y claro que Stella en ocasiones me irritaba un poco pero creo que es un personaje bastante humano.

    ResponderEliminar
  10. A mi Hush Hush no me gusto leí el primer libro y ya, en cambio Hielo negro me encanto, me atrapo desde el principio y acabo de empezar Mentiras peligrosas y debo decir que tengo altas expectativas.

    ResponderEliminar